Eixida a Sagunt

El dia 29 d’abril els alumnes de primer d’ESO hem anat a Sagunt per a veure les restes de la ciutat Romana.
Vam ser acompanyats per un guia que ens va explicar moltes curiositats sobre aquesta ciutat i vam fer diverses parades per tal de poder comprendre millor els costums dels romans.
Primer, ens va explicar que Sagunt va ser atacada dues vegades encara que amb les seues muralles estava molt ben protegida. A més, la seua economia era molt bona, ja que eren bons comerciants i era considerada la ciutat romana més important de la Comunitat Valenciana actual.
D’altra banda, aquesta ciutat va ser anomenada Morvedre, del llatí mur vetere, mur vell, ja que quan va ser cremada, Sagunt va ser visitada per gent que només veia runes, i va ser fa dos segles quan els historiadors es van adonar que el seu nom inicial va ser Sagunt, tornant-lo a anomenar d’aquesta manera fins a l’actualitat.
Seguidament, vam anar a observar les ruïnes d’una casa medieval i un temple romà que va ser construït després de la guerra contra Cartago, causada per l’enfrontament de Roma i Cartago que va portar a arribar a un pacte de dividir el món en dues parts. Però quan ja estaven repartits els territoris, Cartago es va adonar que Sagunt estava al seu territori, per això van anar a dir als ciutadans que anaven a atacar la ciutat si no s’entregaven de cop i volta. Com Sagunt no va voler entregar-se a l’imperi de Cartago, van fer un setge i 7 mesos després Sagunt es va quedar sense aliments i no li va quedar cap alternativa a atacar Cartago, però com que eren molt pocs guerrers van perdre la batalla.
Quan els romans es van adonar de la catàstrofe que van fer els cartaginesos a Sagunt, van declarar la guerra a Cartago. En aquesta guerra com van quedar estancats en el Mar Mediterrani els cartaginesos van decidir caminar al voltant d’Europa fins a arribar a Roma. Van aconseguir-lo però no se sap perquè no van poder rematar Roma i guanyar la guerra.
Finalment, els romans arribaren a Cartago pel Mar Mediterrani i van guanyar la guerra.
Més tard, vam veure la reconstrucció de les restes de l’amfiteatre romà. Es va fer basant-se en les restes que van quedar després del cristianisme i també als altres que encara es conserven pel món. Tenia forma de semicercle amb un escenari i els seients es trobaven al voltant d’aquest, però és molt poc el que encara es conserven realment de l’època romana.
Per acabar, vam visitar el museu on es troben totes les restes d’objectes romans de Sagunt, com escultures, inscripcions a les pedres i fins i tot una àncora d’un vaixell cartaginés. La visita ens va agradar prou, i van passar un matí diferent aprenent història al carrer.

Entrada redactada per Aitana P. i Abel C., utilizant els bitacoles de Andreu M. i Adriana C.

Diseño del cartel del pasacalles

Todos los años, los alumnos de 1º ESO se encargan de diseñar el cartel del pasacalles circense que ellos mismos protagonizan.

Este curso lo hemos realizado con elementos característicos de la cultura egipcia, como el símbolo del ojo de Horus, el sol y las pirámides. Cada elemento lo hemos dibujado y recortado en papeles Canson medias tintas de colores tierras que, posteriormente, hemos superpuesto para componer el cartel definitivo. Nuestra composición ha respetado los espacios necesarios para que después pudiéramos montar en el ordenador el texto informativo  para comunicar a toda la comunidad educativa nuestro acto.

Mostramos aquí el proceso de creación y una secuencia de nuestro montaje.

ABUELÍSIMOS V: EL ARTE DE LOS COMIENZOS

Abuelísimos V ha sido un trabajo de investigación sobre el Arte rupestre en España. Durante el primer trimestre hemos indagado sobre las pinturas rupestres más representativas e impresionantes de España, seleccionando pinturas de cada una de las provincias españolas.
Algunas nos eran más conocidas como la Cueva de Altamira en Santillana del Mar o la Cueva de los caballos en el Barranco de la Valltorta, en Castellón. En cambio otras nos han atraído mucho su atención por sus representaciones como, por ejemplo, la Cueva Pintada en Gran Canaria o el Abrigo rocoso del paraje de San Juan situado en Extremadura .

Así pasando por todas las provincias de España hemos localizado los yacimientos más importantes y aquellos que merecen especial atención bien por su importancia o por su singularidad.

Como resultado de nuestro análisis hemos  dibujado con diferentes técnicas y en formato A-3 una de esas pinturas que previamente habíamos analizado y estudiado.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Además, hemos realizado un trabajo colectivo  plasmando en los ventanales del pasillo de nuestra aula diez imágenes que se basan a diez enclaves diferentes de provincias distintas.   Aquí podemos ver el proceso de trabajo y el resultado final.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Formas de vida en el Neolítico.

El neolítico comenzó en el 8500 a.C. El término «Neolítico» hace referencia a piedra nueva, porque en él se elaboraron herramientas realizadas con piedra pulida. En este periodo, los hombres, tuvieron que empezar a coger el grano y cultivarlo. Así dio paso al neolítico con el descubrimiento de la agricultura.

Durante este periodo de la prehistoria, los hombres crearon los primeros asentamientos, dejando de lado su antiguo carácter nómada y empezando a vivir en grupos y en refugios. Estos eran muy variados y de acuerdo con las circunstancias podían constituirse en comunidades que podían ser de 150 personas.

Por otra parte, la domesticación de animales permitió ejercer un control sobre diferentes especies, la cría y el variado uso de estos. Los hombres tenían una buena fuente de alimento y de recursos que les permitían fabricar tejidos, abrigos, nuevas herramientas a partir de sus huesos y artesanías, entre otras cosas. Perfeccionaba cada vez más sus herramientas, cultivaba diferentes tipos de vegetales, aprendía a  conseguir la miel, a extraer la leche de algunos animales, mantener la carne, fermentar bebidas, producir harina, alcohol y muchos otros avances.

El ser humano en el Neolítico también incursionó en el mundo de la alfarería y con ella consiguió toda clase de maravillas en casi todos los aspectos de su subsistencia.

Mediante la construcción de recipientes de barro, cerámica y otros materiales les permitió guardar agua y toda clase de líquidos o parte de la cosecha sobrante para consumirla o comerciar con ella posteriormente.

Aunque hasta hace poco tiempo se creía que este periodo podía considerarse como no tan violento como los anteriores, hoy se sabe que el hombre del Neolítico era quizá tan violento como cualquiera de los anteriores.

Evidencias fósiles han demostrado que muchos individuos del Neolítico murieron como resultado de fuertes impactos de flechas, lanzas o cortes provocadas con herramientas de roca.

  • Vestimenta

Con la llegada del Neolítico, el hombre empezó a hacerse sedentario. Ya no necesitaba cazar para comer ni para vestirse, por lo que el ser humano inventó el telar. Fueron las mujeres las que lo empiezan a usar, y su ropa se empieza a hacer de un modo más evolucionado, utilizando la lana de las ovejas y fibras vegetales como el lino o el algodón. De esta manera, surgieron los primeros trajes, que consistían en trozos de tela enrollados a la cintura.

Esta evolución se debió al aumento de temperatura, que hizo que no necesitaran abrigarse con las pieles, que abrigan mucho para la nueva era.

La ropa en el Neolítico jugó un papel importante en la existencia del ser humano, cubriendo sus cuerpos a fin de brindarles protección del frío y los climas más templados. Además, les servía para no resultar tan vulnerables ante ataques animales o de otros humanos, lo cual les dio acceso a zonas de la tierra donde antes no pudieron vivir, zonas gélidas y con presencia de animales salvajes enormes.

Es decir, se le dio a la ropa un uso ornamental y decorativo aparte del principal uso que esa proteger, lo cual les llevó a empezar a diferenciar entre/ una clase de persona y otra Con este fin, se diseñaron distintos modelos de vestimenta de acuerdo con el sexo, el clima e incluso a la clase social.

  • Alimentación

Como ya se ha comentado, con la llegada del Neolítico, el hombre se volvió sedentario, es decir, que cazaban, cultivaban y criaban animales. El  hombre Neolítico cazaba carne de ciervo, cabra y jabalí con arcos, lanzas y  fuego entre otras más herramientas creadas por ellos mismos que realizaban. Además, también conocían técnica más avanzadas como la piedra pulimentada.

Cultivaban diversas verduras y frutas silvestres, trigo moruno, cebada, lino y semillas de amapola que luego almacenaban en recipientes de arcilla.

Domesticaban animales como cabras, ciervos y ovejas por lo tanto comían huevos y leche además de carne de estos animales.

En conclusión, durante esta etapa de la prehistoria se consiguieron muchos avances en cuanto a vivienda, vestimenta, alimentación, tecnología. Todo ello, resultado del paso de una economía depredadora a una productora.

Hecho por: Oriol Moya, Adriana Carreres, Rafa Gancedo, Diego García, Ana Gisbert, Aitana Pastor y Rubén Ricarte.

 

  • Bibliografía

«Las primeras sociedades´´ de Joan Santa cana. editorial ANAYA

«Un viaje por la prehistoria´´ de José M. Bermúdez de Castro AKAL HISTORÍA  DEL MUNDO.

«Naciones de tecnología y tipología en prehistoria´´ de Jorge Juan Eiróa, José Alberto Bachiller Gil, Ladislao Castro Pérez,  Joaquín Lomba Maurandí. Editorial Ariel.

 

Formas de vida en el paleolítico.

Hace 2.5 millones de años aparecieron los primeros homínidos y con ellos apareció el Paleolítico. Esta etapa es el primer periodo de la Edad de Piedra que se caracteriza por la tecnología de la piedra tallada. El Paleolítico comenzó en África central, a continuación se analizará el hábitat, la vestimenta y la alimentación en el Paleolítico.

En primer lugar, al Paleolítico la población era nómada, es decir, no vivían en un lugar fijo, sino en cuevas o en asentamientos al aire libre que iban encontrando a medida que avanzaban. Eran nómadas porque eran cazadores-recolectores, que es que cazaban y los frutos que encontraban se los comían. Por otra parte la población no era muy abundante y se mantenían en grupos muy reducidos. Por lo cual, era necesario que los diferentes grupos se encontraran, para aumentar la población y asegurarse la variación genética.

También utilizaban recursos como el fuego, uno de los mayores descubrimientos del ser humano. Utilizaban el fuego en gran parte de sus actividades, como por ejemplo, para mantenerse caliente en climas fríos, para sacarle un mayor partido a los alimentos y además lo utilizaban como recurso de ataque y autodefensa. En el hábitat, se encontraban el hogar que era el lugar donde se encontraba dicho fuego.

En segundo lugar en el paleolítico fue donde se desarrollaron las primeras prendas. El ser humano tuvo la necesidad de cubrirse para combatir condiciones extremas, como el frío. Para que fuera más resistente, lo colocaban de forma que el pelo se quedara en el interior y la piel se la ponían por fuera. Además, se cubrían las cabezas para que no se les quedaran frías las orejas ni ninguna parte de la cara. También era por el gusto estético y la decoración. Se colgaban collares y colgantes de conchas. La ropa estaba principalmente compuesta por piel, que pasaba por un proceso de raspado y curado, lo que la hacía más flexible y ajustable al cuerpo. También les daban otras utilidades a las pieles. Como eran nómadas, las características de sus ropas variaban en función de las estaciones del año y el clima. Además, las pieles que utilizaban eran principalmente de los animales que cazaban. También modelaban la ropa y la piel para ajustarla al cuerpo o hacerla más cómoda y utilizaban complementos para la ropa como huesos, cuerdas y piedras.

Por último, en el Paleolítico, se alimentaban de la caza y la recolección de frutos. Para cazar, los hombres preparaban trampas que consistían en grandes hoyos que cubrían con hojas y ramas para que no los vieran. Una vez habían caído los animales en la trampa, los descuartizaban en el mismo agujero, para llevárselos al resto del clan. Por otra parte, las mujeres se encargaban de la recolección de frutos que consistían en la recogida de alimentos, tanto vegetales como frutas. Para finalizar, los jóvenes y los ancianos ayudaban en lo poco que podían.

En conclusión, en el paleolítico vestían con pieles de los animales que cazaban se alimentaban de lo que recolectaban o cazaban, es decir, eran cazadores recolectores, dependiendo de la época o el lugar cambiaban de sitio, o por alimento o por temporada, en otras palabras eran nómadas, vivían en cuevas o en pequeñas e inestables cabañas

Realizado por Pablo Valls , Elisa Belda, Nerea García, Ariadna Redón, Manuel Alejandro García y Jacobo Martínez

Fuentes de información:

  • “Las primeras sociedades” de Joan Santacana (Biblioteca básica de historia, ANAYA)