Formas de vida en el Neolítico.

El neolítico comenzó en el 8500 a.C. El término «Neolítico» hace referencia a piedra nueva, porque en él se elaboraron herramientas realizadas con piedra pulida. En este periodo, los hombres, tuvieron que empezar a coger el grano y cultivarlo. Así dio paso al neolítico con el descubrimiento de la agricultura.

Durante este periodo de la prehistoria, los hombres crearon los primeros asentamientos, dejando de lado su antiguo carácter nómada y empezando a vivir en grupos y en refugios. Estos eran muy variados y de acuerdo con las circunstancias podían constituirse en comunidades que podían ser de 150 personas.

Por otra parte, la domesticación de animales permitió ejercer un control sobre diferentes especies, la cría y el variado uso de estos. Los hombres tenían una buena fuente de alimento y de recursos que les permitían fabricar tejidos, abrigos, nuevas herramientas a partir de sus huesos y artesanías, entre otras cosas. Perfeccionaba cada vez más sus herramientas, cultivaba diferentes tipos de vegetales, aprendía a  conseguir la miel, a extraer la leche de algunos animales, mantener la carne, fermentar bebidas, producir harina, alcohol y muchos otros avances.

El ser humano en el Neolítico también incursionó en el mundo de la alfarería y con ella consiguió toda clase de maravillas en casi todos los aspectos de su subsistencia.

Mediante la construcción de recipientes de barro, cerámica y otros materiales les permitió guardar agua y toda clase de líquidos o parte de la cosecha sobrante para consumirla o comerciar con ella posteriormente.

Aunque hasta hace poco tiempo se creía que este periodo podía considerarse como no tan violento como los anteriores, hoy se sabe que el hombre del Neolítico era quizá tan violento como cualquiera de los anteriores.

Evidencias fósiles han demostrado que muchos individuos del Neolítico murieron como resultado de fuertes impactos de flechas, lanzas o cortes provocadas con herramientas de roca.

  • Vestimenta

Con la llegada del Neolítico, el hombre empezó a hacerse sedentario. Ya no necesitaba cazar para comer ni para vestirse, por lo que el ser humano inventó el telar. Fueron las mujeres las que lo empiezan a usar, y su ropa se empieza a hacer de un modo más evolucionado, utilizando la lana de las ovejas y fibras vegetales como el lino o el algodón. De esta manera, surgieron los primeros trajes, que consistían en trozos de tela enrollados a la cintura.

Esta evolución se debió al aumento de temperatura, que hizo que no necesitaran abrigarse con las pieles, que abrigan mucho para la nueva era.

La ropa en el Neolítico jugó un papel importante en la existencia del ser humano, cubriendo sus cuerpos a fin de brindarles protección del frío y los climas más templados. Además, les servía para no resultar tan vulnerables ante ataques animales o de otros humanos, lo cual les dio acceso a zonas de la tierra donde antes no pudieron vivir, zonas gélidas y con presencia de animales salvajes enormes.

Es decir, se le dio a la ropa un uso ornamental y decorativo aparte del principal uso que esa proteger, lo cual les llevó a empezar a diferenciar entre/ una clase de persona y otra Con este fin, se diseñaron distintos modelos de vestimenta de acuerdo con el sexo, el clima e incluso a la clase social.

  • Alimentación

Como ya se ha comentado, con la llegada del Neolítico, el hombre se volvió sedentario, es decir, que cazaban, cultivaban y criaban animales. El  hombre Neolítico cazaba carne de ciervo, cabra y jabalí con arcos, lanzas y  fuego entre otras más herramientas creadas por ellos mismos que realizaban. Además, también conocían técnica más avanzadas como la piedra pulimentada.

Cultivaban diversas verduras y frutas silvestres, trigo moruno, cebada, lino y semillas de amapola que luego almacenaban en recipientes de arcilla.

Domesticaban animales como cabras, ciervos y ovejas por lo tanto comían huevos y leche además de carne de estos animales.

En conclusión, durante esta etapa de la prehistoria se consiguieron muchos avances en cuanto a vivienda, vestimenta, alimentación, tecnología. Todo ello, resultado del paso de una economía depredadora a una productora.

Hecho por: Oriol Moya, Adriana Carreres, Rafa Gancedo, Diego García, Ana Gisbert, Aitana Pastor y Rubén Ricarte.

 

  • Bibliografía

«Las primeras sociedades´´ de Joan Santa cana. editorial ANAYA

«Un viaje por la prehistoria´´ de José M. Bermúdez de Castro AKAL HISTORÍA  DEL MUNDO.

«Naciones de tecnología y tipología en prehistoria´´ de Jorge Juan Eiróa, José Alberto Bachiller Gil, Ladislao Castro Pérez,  Joaquín Lomba Maurandí. Editorial Ariel.

 

Formas de vida en el paleolítico.

Hace 2.5 millones de años aparecieron los primeros homínidos y con ellos apareció el Paleolítico. Esta etapa es el primer periodo de la Edad de Piedra que se caracteriza por la tecnología de la piedra tallada. El Paleolítico comenzó en África central, a continuación se analizará el hábitat, la vestimenta y la alimentación en el Paleolítico.

En primer lugar, al Paleolítico la población era nómada, es decir, no vivían en un lugar fijo, sino en cuevas o en asentamientos al aire libre que iban encontrando a medida que avanzaban. Eran nómadas porque eran cazadores-recolectores, que es que cazaban y los frutos que encontraban se los comían. Por otra parte la población no era muy abundante y se mantenían en grupos muy reducidos. Por lo cual, era necesario que los diferentes grupos se encontraran, para aumentar la población y asegurarse la variación genética.

También utilizaban recursos como el fuego, uno de los mayores descubrimientos del ser humano. Utilizaban el fuego en gran parte de sus actividades, como por ejemplo, para mantenerse caliente en climas fríos, para sacarle un mayor partido a los alimentos y además lo utilizaban como recurso de ataque y autodefensa. En el hábitat, se encontraban el hogar que era el lugar donde se encontraba dicho fuego.

En segundo lugar en el paleolítico fue donde se desarrollaron las primeras prendas. El ser humano tuvo la necesidad de cubrirse para combatir condiciones extremas, como el frío. Para que fuera más resistente, lo colocaban de forma que el pelo se quedara en el interior y la piel se la ponían por fuera. Además, se cubrían las cabezas para que no se les quedaran frías las orejas ni ninguna parte de la cara. También era por el gusto estético y la decoración. Se colgaban collares y colgantes de conchas. La ropa estaba principalmente compuesta por piel, que pasaba por un proceso de raspado y curado, lo que la hacía más flexible y ajustable al cuerpo. También les daban otras utilidades a las pieles. Como eran nómadas, las características de sus ropas variaban en función de las estaciones del año y el clima. Además, las pieles que utilizaban eran principalmente de los animales que cazaban. También modelaban la ropa y la piel para ajustarla al cuerpo o hacerla más cómoda y utilizaban complementos para la ropa como huesos, cuerdas y piedras.

Por último, en el Paleolítico, se alimentaban de la caza y la recolección de frutos. Para cazar, los hombres preparaban trampas que consistían en grandes hoyos que cubrían con hojas y ramas para que no los vieran. Una vez habían caído los animales en la trampa, los descuartizaban en el mismo agujero, para llevárselos al resto del clan. Por otra parte, las mujeres se encargaban de la recolección de frutos que consistían en la recogida de alimentos, tanto vegetales como frutas. Para finalizar, los jóvenes y los ancianos ayudaban en lo poco que podían.

En conclusión, en el paleolítico vestían con pieles de los animales que cazaban se alimentaban de lo que recolectaban o cazaban, es decir, eran cazadores recolectores, dependiendo de la época o el lugar cambiaban de sitio, o por alimento o por temporada, en otras palabras eran nómadas, vivían en cuevas o en pequeñas e inestables cabañas

Realizado por Pablo Valls , Elisa Belda, Nerea García, Ariadna Redón, Manuel Alejandro García y Jacobo Martínez

Fuentes de información:

  • “Las primeras sociedades” de Joan Santacana (Biblioteca básica de historia, ANAYA)

 

 

EJE CRONOLÓGICO HISTORIA DE LA HUMANIDAD

Los alumnos/as de 1º ESO han estado elaborando un friso cronológico a escala, donde se han marcado los principales acontecimientos que conocemos de cada periodo con imágenes realizadas por ellos mismos. Además, han realizado una recopilación bibliografía sobre el hábitat, la alimentación, la vestimenta, las herramientas y en definitiva la forma de vida tanto del paleolítico como del neolítico.

Con la realización de esta actividad se pretende mejorar la comprensión del  tiempo histórico. Esto es un hecho realmente complejo para el alumno sobre todo cuando se trabaja con magnitudes y escalas tan elevadas. En este caso han representado desde 2.500.000 años hasta el año 2000 de nuestra era.

En el video y  fotos anexas podréis observar algunos momentos del proceso de elaboración de las diferentes partes que componen el friso.

 

Taller de Prehistoria

 

INTRODUCCIÓN A LA PREHISTORIA: LOS COMIENZOS Y EVOLUCIÓN DEL SER HUMANO.

Nos encontramos en África transcurre el paleolítico, cuando aparece, tras muchos años, el primer Homo bípedo, Australopitecos. Le quedan libres las manos, por lo que empieza a investigar y a utilizar herramientas naturales, las piedras para poder cortar.

Aparece tras 1 millón de años el Homo Habilis, que empieza a modificar estas piedras y trabajarlas más y mejor con tal de ayudarlos a sus necesidades. Más tarde, empiezan a buscar piedras más concretas como el sílex, y estas nuevas herramientas son más elaboradas, más resistentes, más duraderas y más eficaces. Descubren el fuego. Lo hacen frotando dos tipos de piedra distinta como el sílex y la pirita, consiguiendo saltar chispas y haciendo prender fibras vegetales. Lo empiezan a usar para su beneficio como por ejemplo: para tener luz, para cocinar, entre otros.

Recordemos que este Homo Habilis era una especie carroñera y recolectora.

Después, evoluciona al Homo Erectus y empiezan a cazar. También utilizaban fibra y un pegamento casero que ellos mismos hacían. Desarrollan más sentidos lo que les ayuda entre otras cosas, a cazar.

Una vez más, evoluciona y se hace Heidelbergensis. Este modifica los filos de sílex, por lo que ahora pueden trabajar la piel. Y empiezan a hacerse ropajes.

Tras miles de años, pasa a Neandertal. Este nuevo ser realiza mejores herramientas, utilizando el sílex como herramienta multiusos. Ahora, empiezan a hacer cabañas muy resistentes usando cuerdas. Pero, esta especie se encuentra en un lugar en el que escasean los alimentos, así que emigran hacia Europa.

También empiezan a manifestarse artísticamente, ya que hemos encontrado pinturas rupestres de la época.

Al llegar al nuevo territorio, se encuentran con una evolución diferente: el Homo Sapiens. Se mezclan con los Neandertales y estos se extinguen.

Estos homínidos presentan una inteligencia distinta. Ya fabricaban embarcaciones, pescan con anzuelos que ellos mismos fabricaban y redes.

Una nueva era: el Neolítico. Empiezan a hacerse viviendas con piedras, mucho más resistentes. Se hacen sedentarios pues empiezan a cultivar y a domesticar animales, por la que ya no es tan necesaria la caza.

Con el transcurso del tiempo, los homo sapiens descubrieron la fundición de metales para realizar mejores herramientas. Esto haría que la edad de los metales diera comienzo.

Esta época, la prehistoria, finaliza con el descubrimiento de la escritura que se usa principalmente para el comercio cuando los sapiens navegan con la finalidad de comerciar y expandirse.

En conclusión la prehistoria fue una etapa con evoluciones que se adaptaban al entorno. Toda esta información la hemos recogido de un taller que tuvimos la semana pasada.

Fernando Roqués

Manuel A. García

Aitana Pastor